Inicio / Artículos / ⚖️ Abogacía: De que hablamos cuando hablamos de innovar

⚖️ Abogacía: De que hablamos cuando hablamos de innovar

¿Cómo innovamos los abogados? Una reflexión en el 4to aniversario de Expertis.

No se nos culpe a los abogados por tener problemas con la innovación. Por deformación profesional, somos resistentes a los riesgos, y el éxito de nuestro trabajo suele estar asociado con evitar que nuestros clientes se metan en problemas, o con sacarlos de ellos. Es cierto: muchos proyectos innovadores murieron en la primera reunión con el departamento legal o los asesores legales externos.

Pero no hablemos de la innovación de nuestros clientes, sino la de nuestra, la de la industria de servicios legales, altamente conservadora y fragmentada. El mantra de la innovación, que es transversal a todas las industrias en los últimos años, no es ajena a nuestro sector.

Todos quieren innovar, o al menos, decir que lo hacen.

La relación más sencilla que se hace usualmente es que innovar es tecnología, pero la tecnología es simplemente una herramienta, no es innovación en sí misma. Una enorme inversión en tecnología no garantiza por sí misma una práctica legal más innovadora. Innovar es al final de cuentas una forma diferente de pensar, independientemente del soporte analógico o digital sobre el cuál se termine aplicando.

Steve Jobs decía que la innovación no es cuestión de dinero, sino de personas. En consecuencia, quien cree que no puede innovar por limitaciones de presupuesto yerra tanto como quien cree que puede innovar sólo porque tiene una partida para ello en su presupuesto.

Sin embargo, la tendencia de las grandes empresas está siendo adquirir o invertir en startups como método de adquisición de la innovación, porque la innovación tiende a surgir y desarrollarse mejor en entornos pequeños, pero ante todo flexibles.

Las grandes organizaciones, como los elefantes, en su enormitud, son poco flexibles.

Dije que innovar es pensar diferente. Pero pensar diferente tampoco implica necesariamente tener ideas nuevas, sino simplemente dejar de usar las viejas, como dijo brillantemente Edwin Land, fundador de Polaroid.

Pero entonces ¿Para qué innovar? Cada organización debería responderse esta pregunta de acuerdo a sus propios objetivos. En Expertis entendemos la innovación como un elemento diferenciador de nuestro servicio, pero enfocada en generar valor para nuestros clientes y para nuestro equipo.

No nos hemos quedado en un discurso cool, sino que hemos aplicado la innovación mediante 5 acciones concretas:

  1. Un modelo de organización liviano, horizontal, enfocado en la eficiencia administrativa y el desarrollo personal basado en el mérito.
  2. Legal Project Management, para la administración de los asuntos de nuestros clientes como proyectos, y formando abogados como administradores de proyectos legales.
  3. Smart Working para todo nuestro equipo legal, que trabaja desde donde quiere, y con flexibilidad horaria para potencializar una adecuada relación entre la vida personal y el trabajo.
  4. Espacios colaborativos en nuestra oficina para todo el personal legal, lo que permite mayor colaboración, creatividad y horizontalidad en la organización.
  5. Áreas de práctica novedosas para nuestro mercado, como Tecnología y Protección de Datos, Energías Renovables y Derechos Humanos, enfocadas en nichos poco explorados del mercado.

¿Qué sigue? Pues estamos trabajando en ello con mucha ilusión, con la certeza de que nuestros mejores días están por delante.

¡Feliz cuarto aniversario, Expertis!

 

Quizá le interese...

Ley de Protección de Datos de Panamá: Impresiones preliminares

La tan esperada Ley de Protección de Datos Personales de Panamá fue aprobada por la …